sábado, 21 de enero de 2017

EL LIMBO DE LOS ÁRBOLES

Si las paredes supieran
dónde nace lo que no florece,
me descosería de este encierro
y las corolas podrían
cantar en verde lengua al paraíso.
 
-Adelaida Caballero

No hay comentarios:

Publicar un comentario